sábado, 29 de octubre de 2011

FALLINGWATER, Frank Lloyd Wright

 

FALLINGWATER (La Casa de la Cascada) 1936/1939 Frank Lloyd Wright

"La arquitectura no deriva de una suma de longitudes, anchuras y alturas de los elementos constructivos que envuelven el espacio sino dimana propiamente del vacío, del espacio envuelto, del espacio interior, en el cual los hombres viven y se mueven." [Bruno Zevi]

Mi pequeña aportación a la obra de Frank Lloyd Wright es puramente la de un simple admirador por un arquitecto que rompió moldes con la arquitectura convencional y, sin duda, por su grandiosa obra. Hace años admiraba su arquitectura sin tener conocimiento de la amplitud de su obra. Por aquellos años yo estaba al frente de un departamento de diseño industrial y, a medida que conocía sus diseños más interés tenía por su obra porque, Frank Lloyd Wright no sólo era un magnífico arquitecto sino que diseñó todos los complementos que formaban parte de su obra: muebles, sillas, lámparas, cristaleras con geniales dibujos, verjas de hierro, etcétera, por tanto su capacidad me deslumbraba. Alguna vez dije que Wright era el Gaudí americano, los dos fueron creadores excepcionales  que extendieron  sus diseños más allá de la arquitectura y su genialidad está en todas sus obras.  

No tengo ningún conocimiento en arquitectura, mi conocimiento e interés parte como consecuencia de la lectura de la obra de Ayn Rand, The Fountainhead (El Manantial) y de su posterior película. Esa circunstancia me hizo profundizar en conocer su arquitectura y quedar maravillado a cada obra que aparecía a mis ojos. Por tanto mi admiración por Wright viene de muchos años atrás.

Después de haber leído El Manantial nació con fuerza mi interés por el personaje y por su obra. También porque el personaje protagonista de la obra de Ayn Rand estaba, en parte construido, por el genio de Frank Lloyd Wright. Por tanto mi recopilación es la de un inexperto en arquitectura por lo que quizás yo resalto algunas cosas que para un entendido obviaría. 

Con mis palabras y las imágenes que he podido conseguir hago, para aquellos que no conozcan su obra, una aproximación de lo que fue su concepción armónica del hábitat humano y el entorno natural, de una arquitectura genial. La Casa de la Cascada (Fallingwater) es una buena muestra de su genio. Una casa que se ha convertido en toda una institución a la que al cabo del año visitan miles de entusiastas admiradores.


La armonía de vivir en plena naturaleza
Fallingwater 1491 Mill Run Road, Mill Run, Pensilvania 15464, Estados Unidos

Frank Lloyd Wright fue el arquitecto norteamericano que diseñó la Casa de la Cascada (en inglés Fallingwater) en el año 1935 para Edgar Kaufmann, Senior y su esposa Liliane. Fallingwater es considerada por muchos especialistas la más hermosa, moderna e imaginativa casa del mundo. Influyó en la decisión del emplazamiento el hijo del propietario Edgar Kaufmann, Junior. Un estudiante de arquitectura que asistía a la escuela/residencia de Frank Lloyd Wright en Taliesin Preservation, Inc., en Wisconsin, una corporación creada para preservar los edificios y elementos diseñados por Frank Lloyd Wright.

El millonario norteamericano Edgar Kaufmann, Senior (1885–1955) fue el propietario de Fallingwater. Kaufmann eligió para su casa el terreno para su emplazamiento y al arquitecto Wright, uno de los más importantes de la época, para convertir su casa en una de las de mayor fama y prestigio mundial, tanto por su enclavamiento en una cascada natural, como por el prodigio arquitectónico. Edgar Kaufmann Senior fue un prominente judío alemán-americano, empresario y filántropo. Propietario de los Grandes almacenes Kaufmann con sede central en la ciudad Pittsburgh (Pensilvania) que años más tarde serían absorbidos por los almacenes MACY’S.


En 1935 Edgard Kaufmann, Sr. adquiere unos terrenos situados a 50 kilómetros al sureste de Pittsburgh (Pennsylvania), situados en la reserva natural de Bear Run, en el Condado de La Fayette, a 1.298 metros sobre el nivel del mar. Por su terreno transcurre un arroyo con una cascada, cerca de las montañas Allegheny. El terreno es un bosque de enorme belleza, surcado por un arroyo de aguas cristalinas que transcurre salvando rocas y un desnivel importante que origina una cascada de agua. Siendo un hombre que ha construido varios edificios busca entre los arquitectos más afamados quién pueda construirle su vivienda. Kaufmann tiene pensado que sea un refugio para las vacaciones que le permita mantener el contacto con la naturaleza. Al final determina que el arquitecto que tiene que diseñar su vivienda sea Frank Lloyd Wright.


El diseño que hizo el arquitecto Wright no coincidió con la idea que tenía su propietario, ya que el señor Kaufmann deseaba su casa en frente de la cascada como elemento de poder contemplarla desde su ventana. Fue Frank Lloyd Wright quien varió los planes que tenía su propietario diseñando su casa sobre la cascada integrándola como una pieza más de la naturaleza.


Wright tenía admiración por la arquitectura japonesa, admiraba la armonía entre el hombre y la naturaleza de las casas japonesas. De ahí se cree que nació la inspiración del diseño de la Casa de la Cascada. La casa fue pensada para integrar la vivienda con la esencia de la cascada natural, para sentir la fuerza con que cae el agua a través del sonido, elemento envolvente que forma parte de la casa.


Wright construyó Fallingwater durante los años 1936 y completándose con la “casa de huéspedes” en el año 1939. Basó su composición en el arreglo de volúmenes horizontales y verticales dispuestos dinámicamente.


Para lograr una sensación de ligereza, dispuso las terrazas en voladizo, apoyadas sobre macizos soportes de sección trapezoidal empotrados en la roca. Wright asoció este concepto estructural a la forma cómo un camarero sostiene y carga una bandeja sobre sus dedos. Sobre los soportes, dispuso unas vigas de concreto armado en el piso de aproximadamente un metro de ancho, las que, junto a unas viguetas transversales formaron una parrilla sobre la que se sostiene la terraza en voladizo.


El sonido de la cascada es omnipresente aunque la misma es invisible al interior de la casa. El piso de la casa se fusiona con la roca viva dejándola a la vista en un extremo del salón junto la chimenea emerge la estructura natural rocosa como elemento integrador en la que la construcción está inserta.


Dentro la casa todo está pensado por Wright todo el mobiliario está diseñado especialmente para la casa. La casa es un espacio luminoso envolvente con ventanales y puertas acristaladas que separan el interior del exterior –como elemento integrador del hábitat— como testimonio y presencia de la fluidez espacial con el entorno del bosque que cambia el paisaje a cada estación del año. En el interior de la casa, en un espacio acristalado está la “escalera del agua”, llamada así porque baja a una pequeña plataforma que está junto al arroyo.


En la pared junto a la chimenea, a su izquierda está un hueco semiesférico para recoger medio alojada la llamada “bola del vino”, un contenedor esférico de color rojo sujeto a un brazo giratorio provisto de una bisagra que posibilita colocarlo sobre el fuego para hervir agua y también en alguna ocasión para calentar bebida. A ambos lados de la habitación hay una puerta que conduce a una terraza. La del lado este tiene a su vez una escalera exterior que lleva a la terraza del dormitorio del hijo de los Kaufmann. En las habitaciones de la casa hay obras pictóricas de, de Diego Rivera y de Frida Kahlo que contrajeron matrimonio y que fueron invitados por los Kaufmann en Fallingwater.


Para bajar por ésta es necesario abrir unas mamparas correderas de vidrio. Los escalones de la “escalera del agua” están colgados de unos cables en tracción unidos al primer forjado. Las paredes de la sala de estar, al igual que las del resto de la casa, son iguales que las de fuera, con partes de mampostería de piedra del lugar. El suelo es de piedra marrón y el techo tiene un diseño que envuelve a las lámparas incluidas en el mismo, diseñadas expresamente para esta casa.


El living principal es muy grande, se plantea como un espacio continuo que causa gran impresión por su amplitud, con acceso a las áreas del salón de estar y comedor bien definidas. En el piso superior los dormitorios son pequeños, muy funcionales y abiertos a sendas terrazas. La entrada formal está cubierta por un pórtico que hace el contrapeso para equilibrar las líneas de las terrazas superpuestas.


En la segunda planta hay dos dormitorios, dos cuartos de baño y el despacho del señor Kaufmann, así como tres terrazas y las escaleras que conducen al mirador de la tercera planta. Según se accede a esta planta se entra en un pequeño pasillo que distribuidor a las habitaciones. El dormitorio del hijo Kaufmann el cual tiene un pequeño cuarto de baño.


Al este de este dormitorio está una terraza individual en la que hay una escalera exterior que baja a la primera planta. Sobre la sala de estar está el dormitorio del matrimonio, el cual cuenta con un pequeño cuarto de baño y una extensa terraza que se extiende en voladizo en dirección sur. En la parte oeste de la segunda planta está el despacho del señor Kaufmann. En esta habitación hay una cama y una escalera que conduce al mirador que hay sobre la segunda planta. La chimenea asoma tanto en el dormitorio del matrimonio como en el despacho.


Los elementos horizontales son ligeros y vuelan sobre la cascada en un alarde estructural e incluso geométrico. Es la mano del hombre la que, de una forma contundente, marcan su presencia, dispuesta de una forma tan delicada y armoniosa que parece que está integrada en la naturaleza. Las terrazas y voladizos son realmente sorprendentes, da la sensación de que en cualquier momento van a desplomarse sobre la cascada.


Es aquí donde hace acto de presencia la fluidez espacial que, junto a la relación con el entorno, es una constante en el trabajo del arquitecto norteamericano, esa capacidad de transportarnos del interior de la vivienda al exterior con gestos tan delicados como un plano o una esquina que desaparece.


No falta una pequeña piscina en medio de la naturaleza para gozarla en los meses calurosos lo que, sin ninguna duda, dotaba a la casa de una comodidad estival. Sobre todo si pensamos que la casa fue construida en el año 1936.



LA CASA DE LA CASCADA SEGÚN LA ÉPOCA DEL AÑO




Frank Lloyd Wright, primeros años de su vida
La imagen de Frank Lloyd Wright, como la de otros hombres geniales fue un excéntrico, se ha visto inmersa en numerosas contradicciones en muchas semblanzas de su vida pero muchos coinciden que su imagen era la de un hombre cultivado pero arrogante, le encantaba usar frases llenas de autocomplacencia en las que se justificaba de este modo:


—"Desde muy temprano de mi vida me vi obligado a escoger entre una honesta arrogancia y una falsa modestia. Escogí la honesta arrogancia y nunca he tenido razón para arrepentirme".

Pero algunas personas que le conocieron son del parecer que era una máscara bajo la que se ocultaba ya que, en el trato personal, se mostraba sensible y afable. Pero tuviera el carácter que tuviera no cabe duda que fue un auténtico genio de la arquitectura.

Frank Lloyd Wright nació el 8 de junio de 1867, en la pequeña ciudad de Richland Center, Wisconsin, en la pradera americana. Su padre, predicador, músico y reconvertido en carpintero junto con sus hermanos se dedicaron a la construcción de viviendas unifamiliares en el valle del río Wisconsin. Wright pasó su infancia y su adolescencia en una granja de Wisconsin, donde vivió en estrecho contacto con la naturaleza, algo que condicionó su posterior concepción de su arquitectura.

Wright tuvo una relación muy estrecha con su madre a lo largo de su vida. Cuando era muy joven, su madre, que era maestra de escuela utilizaba el método de Kindergarten (Jardín de infancia) de Fröebel [1] para enseñar a su hijo en su propia casa. El método Fröebel introducía a los niños la enseñanza de formas geométricas puras y sus patrones de rejillas. Los estudiosos han especulado que Wright el uso posterior que hizo en sus obras con un sofisticado diseño geométrico fue una consecuencia de las tempranas enseñanzas del diseño geométrico como herramienta de aprendizaje.

[1] Frederich Fröebel
La educación infantil durante la primera mitad del siglo XIX estuvo marcada por una concepción artística plasmados en los primeros manuales y cartillas escolares de dibujo fomentados por los pedagogos Johann Heinrich Pestalozzi o Friedrich Fröebel. Pestalozzi propone un sistema de aprendizaje basado en tres láminas donde se trabajan conjuntamente la palabra, el número y el dibujo. Este sistema se va a centrar en la exactitud para delinear a mano alzada formas geométricas. Fröebel añade a la educación artística un material didáctico conocido como los “regalos y ocupaciones”, pequeños juegos donde los colores y, sobretodo, formas geométricas de distintos tamaños y texturas serán contenidos claves para la concepción espacial y el ejercicio del dibujo.

El edificio del actual Museo Solomon R. Guggenheim de Nueva York construido por el arquitecto Frank Lloyd Wright está ubicado en la Quinta Avenida frente al Central Park. Se inauguró el año 1959 seis meses después de la muerte del genial arquitecto. El museo fue fundado para exhibir arte vanguardista de artistas como Mondriani y Kandinsky. El edificio tan atrevido de concepción y de líneas diseñado por Wright se convirtió en sí mismo en una obra de arte. Ver más detalles de The Solomon Guggenheim Museum


  
Fábrica Johnson Wax, en Racine (Wisconsin)
Detalle de la cúpula
Ver más detalles sobre Johnson Wax

Frank Lloyd Wright & Ayn Rand
Frank Lloyd Wright desencadenó en casi todas sus obras ardientes batallas entre los que preferían una arquitectura convencional, clásica y los que se decantaban por una arquitecto con una visión atrevida, moderna y visionaria de un mundo que ya iba más deprisa que los que estaban anclados a tradiciones conservadoras. Al margen de su carácter y sus extravagancias, era considerado uno de los mejores arquitectos del momento, siempre sorprendente. Con una reputación a nivel mundial, un pensador brillante y audaz y un defensor a ultranza de la soberanía del individuo en una sociedad deshumanizante. Gran amigo de la escritora y filósofa Ayn Rand.


Es comúnmente sabido que Frank Lloyd Wright sirvió como inspiración para el personaje de la película (The Fountainhead) El Manantial Howard Roark, dirigida por King Vidor, basado en la novela de la escritora Ayn Rand. Es posible que, algunos de mis lectores, recuerden mi escrito sobre “La memoria dispersa” en el que, entre otros temas hablo de la relación de Frank Lloyd Wright y Ayn Rand. El diario Los Ángeles Times, hace ya un tiempo, tomaron nota de la correspondencia muy poco conocida entre los dos personajes que precedió a la publicación del libro El Manantial.  Ver más detalles sobre Ayn Rand


Wright, al parecer, no estaba inicialmente dispuesto a reunirse con Ayn Rand, posiblemente existieron diferencias ideológicas que podían justificarlo. Pero la correspondencia que se cruzaron se convirtió en un sólido intercambio de ideas. Wright hizo un estudio de la casa que le encargó la escritora y le presentó el diseño de la que el arquitecto veía como su futura casa, tan sólo elaborado con lápices de colores sobre papel. El boceto de la casa aparentemente dejó una gran impresión en la escritora dirigiéndole en una carta este párrafo elogioso de su diseño:

La casa que diseñó para mí es magnífica. Cuando vi el diseño di un grito ahogado de admiración. Es mi casa soñada, es como una escultura en el espacio que me encantaría poseer y que nadie más que usted ha sido capaz de lograr plasmarla. Cuando hablé con usted yo no coordinaba bien las palabras ni sabía muy bien explicar el tipo de casa que quería. En aquel momento tuve la impresión de que usted no estaba de acuerdo con las palabras cuando le expresaba cómo quería mi casa. Sin embargo, ha diseñado exactamente la casa que esperaba tener.

Es una lástima que la casa nunca fue construida. Ayn Rand mientras se preparaba para asistir al rodaje de King Vidor de El Manantial, Rand coqueteó con mudarse a Los Ángeles, pero finalmente decidió que el mejor sitio para ella estaba en Manhattan.


Frank Lloyd Wright fue el arquitecto más famoso de América. Durante sus 70 años de carrera, Frank Lloyd Wright diseñó 1.141 edificios, incluyendo casas, oficinas, iglesias, escuelas, bibliotecas, puentes y museos. La mente creadora de Wright no se limita a la arquitectura. Él también diseñó muebles, telas, arte en vidrio, lámparas, vajillas, plata, ropa de cama y, también, un especialista en diseño gráfico. Además, fue un prolífico escritor, educador y filósofo. Fue el autor de veinte libros e innumerables artículos, conferencias por todo Estados Unidos y en Europa. Quinientos treinta y dos de estos diseños se completaron, y 409 quedaron plasmados sólo en el papel. Diseñó un nuevo concepto de casa rodeada de extensiones de verdes praderas, de líneas horizontales y de espacios interiores abiertos, creando lo que se vendría en llamar el estilo “pradera”.

Ningún arquitecto pensó sus diseños a escala humana como Wright. No hay otra arquitectura con una mayor acomodación a la naturaleza y el medio ambiente. En palabras de Frank Lloyd Wright: "Un edificio no es sólo un lugar para estar. Es una forma de ser". La obra de Wright ha resistido la prueba del tiempo. Sus edificios siguen siendo actuales y apropiados a los de hoy en día.


Frank Lloyd Wright Taliesin (1911), Spring Green (Wisconsin)
Un día Wright invitó a un amigo a su casa en Taliesin (Wisconsin), era un verano del año 1939, sentados los dos en los escalones de su casa viendo la pradera era tan extensa y su casa se adaptaba tan bien a ella que parecía todo un jardín inmenso a la que se accedía por escalones de piedra tallados en las laderas y le preguntaron si había elevado el terreno con esa regularidad artificial desde abajo:

—No, es el terreno natural, nunca construyo casas en lo alto de una colina. Las construyo alrededor de ella, como una ceja. Amo la pradera de modo instintivo por su extraordinaria sencillez: los árboles, las flores, el mismo cielo, un contraste excitante. Me doy cuenta de que, en la pradera, cualquier pequeña altura parece muy grande: cualquier saliente se ve como una saliente enorme, mientras que la anchura parece menos importante. Para mí los planos horizontales de las casas forman parte del suelo.

La saga Wright continúa:
Su nieto Eric Lloyd Wright también arquitecto afincado en Malibú, California, trabajó como aprendiz con su abuelo y es fundador de Wright Way Organic Resource Center in Malibu, CA. En su cartera tiene gran parte de la restauración de fincas que fueron construidas por su eminente abuelo.


Gracias por haber considerado mi escrito como favorito.        Thank you!            

 marcó tu Tweet como favorito
Encuéntrame en GOOGLE
Google ha ordenado y clasificado todas las entradas de mi blog.
y, lo ha hecho, dándome un código:
site:luisbusom.blogspot.com
Para verlas sólo hay que clicar el link de más abajo,
una vez abierta la página a la izquierda tiene varias opciones, entre ellas,
las imágenes que he utilizado en cada escrito.

Mi especial agradecimiento a todas las personas que comparten sus fotografías de Fallingwater a través de la red.
Fuentes:
Wikipedia
Western Pennsylvania Conservancy
The Frank Lloyd Wright Foundation
Taliesin West. Scottsdale, Arizona
Taliesin, Spring Green, Wisconsin
Peterbeers
Cristóbal Vila
Etérea Estudios


sábado, 8 de octubre de 2011

SIN AGUA NO HAY VIDA La guerra del agua


SIN AGUA NO HAY VIDA, La guerra del agua

¿Cómo se puede ser propietario del agua en realidad?
Siempre fluyendo en el fluir, nunca es la misma, que en el fluir de la vida rastreamos.
Porque la vida es un fluir.
James Joyce


EL MILAGRO DEL AGUA
Los descubrimientos científicos que afectan a la subsistencia y a la calidad de vida de la humanidad debieran pertenecernos a todos. Me refiero a todos aquellos descubrimientos que son básicos para la subsistencia de la vida en el planeta. Ningún bien de primera necesidad debería pertenecer o ser controlado por un solo grupo económico, o a un único país. El aire que respiramos, el agua que bebemos, los océanos debieran ser un bien común protegido de los que nadie pudiera atribuírselos como propios, ni tan siquiera en parte, para explotarlos en provecho particular de unos cuantos. Me refiero al recurso del agua como bien de la humanidad, un bien básico que nos pertenece a todos y a cada uno de los habitantes del planeta. Es uno de los recursos naturales que no podemos ceder a la explotación o a la privatización de lo que es fuente de la vida en beneficio de compañías o lobbys que hacen, de este recurso natural, una forma de explotación condenable.

En julio de este año, la revista Astrophysical Journal [1], ha publicado el hallazgo, en una nube de vapor de agua que rodea el cuásar APM 08279+5255 de lo que hasta el momento se configura como la mayor reserva de agua en el Universo. Una concentración de vapor de agua alrededor de un cuásar, un objeto cósmico de características primitivas y similares a una estrella, con una cantidad de agua difícil de representar mentalmente, equivalente a 140 billones de veces toda el agua de los océanos del mundo. La dificultad de hoy día es que se encuentra a unos 12 millones de años luz de la tierra.

Es una enorme masa, un agujero negro en 20 mil millones de veces superiores a aquella del Sol y que produce una cantidad de energía igual a aquél generada por miles de millones de miles millones de estrellas como el sol. El descubrimiento se debe a astrónomos del Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA y del California Institute of Technology (CALTECH), según la noticia aparecida en la página web de la NASA.

Ese descubrimiento no debiera —caso de que alguna vez se pudiera llegar tan lejos—, que fuese explotada por un grupo dominante y, en consecuencia, la fuente de ingresos económicos perteneciera a un solo país o a un grupo económicamente poderoso que usufructuaran o controlaran tan valioso recurso natural. Ese es mi punto de vista y, ahora voy a descender a la tierra, porque la pretensión de privatizar el agua está más cerca de lo que muchos podamos imaginar. El hecho que voy a contar es el intento voraz de unos “mercados” desalmados que intentaron colonizar el agua de toda una región. Pretendían incluso apoderarse de la lluvia que pudiera ser almacenada pertenecería a una compañía en su propio beneficio. Siguiendo la certera y famosa frase ''la realidad siempre supera la ficción", voy hablar de un caso verídico que sucedió en Bolivia.


PRIMERO NOS ROBARON EL ORO Y LA PLATA, AHORA EL AGUA
En Potosí, una "montaña de plata" una mina de plata a cielo abierto y que, durante la colonización española, se extrajeron 41.000 toneladas de plata pura extraídos del Cerro Rico desde 1556 hasta 1783.

Nos hemos de situar en el año 1999 cuando Hugo Banzer, presidente electo y antiguo dictador tubo la “feliz” idea de privatizar el agua en la ciudad de Cochabamba [2], situada a 2.570 metros de altitud, tercera ciudad boliviana y “capital” de la droga en que, las plantaciones de coca, representaban la única defensa contra el hambre de los indígenas del lugar. El proceso de la privatización del sistema hídrico de la ciudad de Cochabamba se gestó gracias al Banco Mundial que, con sus informes sobre las necesidades de Bolivia, coaccionó al gobierno boliviano a impulsar junto a la empresa BECHTEL CORPORATION, una multinacional con sede en San Francisco (California) que en el año 2001 presentó una cifra de negocios equivalente al doble del producto interior bruto de Bolivia.


Existe una película que trata el tema de la guerra del agua en Cochabamba sobre las estructuras de poder colonial que siguen presentes en Bolivia y buena parte de América Latina. Es la película Y TAMBIÉN LA LLUVIA, en ella se habla de las luchas sociales contra las multinacional BECHTEL y por la defensa de los derechos de los pueblos indígenas. De la victoria conseguida y de la lucha de un indígena sindicalista en favor de sus conciudadanos más humildes, de Evo Morales. Muchos no sabíamos el por qué Evo Morales había llegado a la Presidencia de Bolivia, ahora sabemos por qué su gente le votó y también entendemos el por qué la gente cansada de que la expolien en lo más necesario, apoye a quienes aspiran a gobernar defendiendo a su gente.


El contrato fue oficialmente adjudicado por una empresa denominada Aguas del Tunari, un consorcio empresarial en el que BECHTEL controlaba. El contrato era para suministrar el agua como bien privado hasta el año 2039. Rápidamente surgieron quejas sobre el aumento de las tarifas del agua (servicio que se carecía por varios años en la ciudad de Cochabamba). Las tarifas de suministro de agua se elevaron el 300 por ciento. Todas estas acciones culminaron en las denominadas protestas de la guerra del agua del año 2000. Muchas personas se vieron obligadas a retirar a sus hijos de las escuelas o a dejar de visitar médicos y a subsistir míseramente como consecuencia de la mayoría de hogares poder hacer frente a los precios del agua.

La continua batalla legal atrajo la atención de los movimientos anticapitalistas y anticorrupción. Este tema es tratado en el documental realizado en 2003 La Corporación (The Corporation en su original inglés) y en la propia página web de BECHTEL CORPORATION

La empresa norteamericana BECHTEL es un gigante que se dedica a construir en todo el mundo centrales eléctricas, refinerías, fundiciones, carreteras, aeropuertos, etcétera. Son esas empresas que van a reconstruir esos países que previamente el mundo occidental —el invento reciente de las coaliciones internacionales, en Irak, Afganistán o Libia— han destruido en nombre de la democracia y de la expulsión de tiranos.


Esta es la pequeña historia de David contra Goliat, también llamada la Primera rebelión del Siglo XXI. Los campesinos, militantes sindicalistas y vecinos de estos barrios estaban altamente organizados y, fueron algunos de los principales protagonistas de la lucha en el año 2000 que llevó a la expulsión de la multinacional BECHTEL, que había privatizado el agua bajo condiciones del propio Banco Mundial.


La Guerra del agua fue una extraordinaria movilización popular en un país y una ciudad acostumbrados a padecer, a ser maltratados y, en consecuencia, a sufrir intervencionismos extranjeros de toda clase. Bolivia ha sido el tradicional campo de operaciones de los experimentos neoliberales con consecuencias muy graves para su población. La ciudad de Cochabamba ha sufrido problemas históricos de suministro de agua. No obstante, la gente estaba acostumbrada a acomodarse a sus carencias mediante el apoyo comunitario. Construían pozos vecinales, o compraban el agua en camiones cisterna. La ciudadanía estaba acostumbrada a las promesas incumplidas de sus gobernantes de dar solución al problema del agua, promesas que nunca llegaron a cumplirse.


Se declaró el estado de emergencia declarado por el presidente Hugo Banzer. La gente de Cochabamba bloqueó la ciudad. La gente se enfrentó a la represión policial y militar, derrotándolos, impulsando el prefecto (representante regional del gobierno central) a renunciar y obligando al gobierno a negociar y ceder, dejando sin efecto su contrato de concesión con la empresa BECHTEL.

Durante la represión militar y el estado de emergencia, francotiradores militares vestidos de civil, dispararon sus rifles militares contra la multitud civil desarmada. Uno de los francotiradores, el capitán Robinson Iriarte de la Fuente, un graduado de los EE.UU. en la Escuela de las Américas [3], fue capturado en un video disparando a la gente. El Capitán Iriarte asesinó de un disparo en la cabeza al joven de 17 años, Víctor Hugo Daza. El asesinato efectuado por Iriarte fue filmado disparando contra una multitud de manifestantes por un equipo de cámaras de Periodistas Asociados Televisión (PAT), una red independiente de televisión en Bolivia. El video del asesinato dio la vuelta al mundo… como es de suponer de algunas televisiones, no todas! Ya que en la mayoría de los países de Europa se ve con escasa simpatía las luchas sociales de América latina. En medio del escándalo público, la empresa BECHTEL huyó de la ciudad, y su contrato con el gobierno boliviano fue cancelado.


En el año 2002 un tribunal militar absolvió al Capitán Iriarte de toda responsabilidad asociada con el asesinato de Víctor Hugo Daza. Tras la absolución Capitán Iriarte por el tribunal militar fue ascendido al rango de Mayor. En 2006 el compositor italiano Emanuele Casale escribió la pieza para orquesta "A Víctor Hugo Daza", interpretada por la BBC Symphony Orchestra, dedicada a Víctor.


Lo que se conoce como la Guerra del agua se desató una larga cadena de acontecimientos históricos que terminarían lanzando a su líder Evo Morales a la presidencia de Bolivia. Estos hechos y la victoria conseguida frente a la multinacional estadounidense BECHTEL dieron lugar a la fundación del Ministerio del Agua de Bolivia y, sobre todo, esfuerzos similares contra la privatización en todo el continente.

Juan Evo Morales Ayma, nacido en Orinoca 1959, hijo de agricultores y criadores de llamas. De origen amerindio y de la lengua materna Aymara [4] por parte de madre. A los 22 años era sindicalista de los cultivadores de coca y defensor de los colonos indígenas quechuas y aymaras. Cuatro años más tarde fue elegido Secretario General de su sindicato. Existe la anécdota real de Evo Morales que, siendo estudiante de tercer curso, a la edad de 15 años fueron a visitar la residencia del Presidente de Bolivia en el Palacio Quemado, en La Paz. Tenía la pretensión de poder hablar con el presidente de su país pero el jefe de protocolo y autoridades del palacio les negaron el permiso para poder entrevistarse con el presidente. Evo dirigiéndose a todos ellos le dijo:

—Algún día voy a ser presidente y dirigiéndose a sus compañeros de escuela que le acompañaban, y ustedes serán mis ministros. Cuando sea presidente fácil me van a encontrar!

Evo Morales, después de haber llegado a la Presidencia de Bolivia anunció hoy que su Gobierno elaborará junto con los sindicatos campesinos una nueva ley de tierras para acabar por completo con el latifundio en su país. En un discurso en la localidad de Villa Tunari ante grupos indígenas y campesinos, Morales entregó casi 20.000 títulos de tierras y además firmó decretos para reglamentar la llamada ley para desarrollar el campo. Con esta ley quiere plantear el terminar definitivamente con los latifundistas.


[1] Astrophysical Journal, a menudo abreviado a ApJ, es una revista científica (USA) que cubre desarrollos, descubrimientos y teorías recientes sobre astronomía y astrofísica. Fue fundada en 1895 por los astrónomos George Ellery Hale y James Edward Keeler

[2] Cochabamba fue fundada como "Villa de Oropesa" por Gerónimo Osorio el 15 de agosto de 1571.

[3] Escuela de las Américas (SOA por sus siglas en inglés) fue establecida en Panamá en 1946, y luego trasladada a Fort Benning, Georgia en 1984. El presidente de Panamá, Jorge Illueca, describió al SOA como "la base más grande para la desestabilización en América Latina". En Febrero de 2001, la Escuela de las Américas, cambia de nombre y pasa a llamarse "Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación de Seguridad" Western Hemisphere Institute for Security Cooperation (WHISC), inaugurado el 17 de febrero del 2001.

[4] El Aymara o aimara, es un idioma hablado en diversas variantes en la región de los Andes centrales, fundamentalmente hablado por el pueblo aimara en Bolivia donde es una de las lenguas amerindias mayoritarias; también en el Perú, en Chile y en Argentina. El idioma es cooficial en Bolivia y en el Perú junto con el español. Constituye la primera lengua de un tercio de la población de Bolivia y es el principal idioma amerindio del sur peruano y el norte chileno. En total unos 2.2 millones de personas lo hablan.



GOOGLE
Ha ordenado y clasificado todas las entradas de mi blog.
y, lo ha hecho, dándome un código:
site:luisbusom.blogspot.com
Para verlas sólo hay que clickar el link de más abajo,
una vez abierta la página a la izquierda tiene varias opciones, entre ellas,
las imágenes que he utilizado en cada escrito.



OTROS ESCRITOS

METEORA
El valle de los gigantes



MERCADOS SECRETOS
Masakatos & Kikagatis

CASA CURZIO MALAPARTE
“Una casa come me”



CUZCO
El ombligo del mundo



FOREVER MARILYN
La memoria dispersa.



Oriana Fallaci
Me enamoré de las palabras.









viernes, 30 de septiembre de 2011

“Al final todo se reduce a sentirse querido”






“Al final todo se reduce a sentirse querido”
Hagas lo que hagas durante el día o el tiempo que sea, todo se reduce que al llegar a tu cama y antes de dormirte hagas ese pequeño balance y, por alguna razón, te sientas querido. Es indudable que existen muchas formas de sentirse amado, de sentirse arropado, de sentirse comprendido, querido o ayudado, pero esta sensación de placer, de haber conseguido algo tan importante y, a la vez, tan intangible, posiblemente no se hubiera podido producir si antes, en un tiempo pasado o haga tan sólo unos pocos minutos, no hubiéramos hecho uno o varios actos recíprocos. Actos de entrega deseada, buscando con generosidad la complacencia de alguien que a nuestro juicio se lo merece o lo necesita.

Quizá un acto que fue generoso, sin que esperásemos ninguna recompensa, que nació como algo de nuestro interior, un acto volitivo, ya fuera una ayuda, una suave caricia, un beso o un apretón de manos que significara mucho más que un simple saludo. Y que nos viene devuelto en forma totalmente distinta a como nosotros nos dimos, tal vez devuelto con una sonrisa, un gesto amable o una tierna acción enmascarada con la inocencia de un acto vital que, aunque primario, entiende nuestra actitud. Unas palabras de ayuda o de consuelo que vienen, posiblemente, de un tiempo tan lejano que es imposible saber el porqué de esa respuesta afectiva.

La actitud complaciente y delicada de cada uno, acompañada de la palabra afable son el abono fértil para verse sorprendido y recompensado con la que darnos cuenta de ver como germina el aprecio a nuestro alrededor...

Más de una vez, queriendo demostrar nuestro cariño, buscamos un regalo material, algo que pueda gustar, algo que sea exclusivo para él o ella, algo que demuestre que hemos pensado en la persona estimada. Deberíamos buscar en nosotros mismos ese regalo; creo que todos tenemos —adornándolo un poco— el regalo ideal, el qué con toda seguridad, será agradecido por exclusivo, adecuado y personal: Nuestro afecto, no hace falta que sea un objeto determinado, sólo es necesario regalar nuestras palabras y transmitirlas con afecto y ternura. Y, sí hacemos el regalo en persona, acompañar nuestras palabras con una mirada, un beso, un abrazo o un apretón de manos.

GOOGLE

Ha ordenado y clasificado todas las entradas de mi blog.y, lo ha hecho, dándome un código:

site:luisbusom.blogspot.com

Para verlas sólo hay que clickar el link de más abajo,

una vez abierta la página a la izquierda tiene varias opciones, entre ellas,

las imágenes que he utilizado en cada escrito.